Pollo a l’ast hecho en casa

En hora y poco puedes disfrutar de un pollo a l’ast sabroso como los de las rosteríes pero mucho más saludable y sin trazas de huevo! pues no lo ha manipulado nadie más que tú ;- ).

La cerveza, de siempre, es respaldo de entrañables comidas,  y en este caso lo es literalmente: el pollo al permanecer de pie durante el horneado queda completamente dorado por todos lados.

Procedimiento:

Con ayuda de unas tijeras o cuchillo, cortar la cabeza y el culo del pollo.  Meter la mano por debajo para arrancarle las vísceras, hacerlo abarcando bien con la mano todo el interior para no romper la yel que podría amargar. Una vez limpio, lo ponemos bajo el grifo y lo enjuagamos bien por fuera y por dentro. Lo secamos y lo salpimentamos generosamente por dentro y por toda la piel y lo especiamos con tomillo o las hierbas que nos gusten. Metemos un quinto de cerveza abierto  y envuelto en papel de aluminio. Lo  introducimos en el horno precalentado a 220º arriba y abajo durante 40 minutos. En este momento, abrimos la puerta del horno y con la ayuda del mango de un tenedor o cualquier otro utensilio que quepa por la boca de la cerveza, batimos hasta que se espume y se derrame hasta bañar el pollo. Bajar a 200º y dejar hornear unos 30 minutos más. Listo. La Paula se ha dejado la piel, pero sólo la del pollo puesto que se lo he desmenuzado bien para una mejor ingestión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s