Mermelada y dulce de membrillo

Con nueces, con queso fresco, con queso fuerte, con pan y sin él, en ensaladas, con carnes y para postres… Muchas maneras de disfrutarlo y muchísimas  más de prepararlo,  y eso que  sólo se trata de cocer con azúcar una fruta: que si cocerla sin piel y a trozos, con piel y sin agua, que si 8/10 partes de azúcar que si 6/10, que si 20 minutos, que si una hora…. y al final después del rastreo en busca de la más mejor, me acabo decantando por una de un importante blog de cocina que no voy a mencionar, pero que doy fe que el resultado es un desastre porque no hay dulce membrillo si no membrillo dulce con textura de mermelada. Luego, mirando más detenidamente los innumerables comentarios al respecto de su receta, los forofos del tema en cuestión no hace más que apuntar que con su receta no hay manera de que cuaje el asunto.  Así que, y guiándome por la afirmación tan categórica de Simone Ortega en su manual de cocina sobre que siempre se ha de cocer con piel, me decido a intentarlo de nuevo, obteniendo el resultado deseado, o por lo menos, aproximado. Pero como todo en la vida, siempre hay un lado bueno, y es que me he juntado con dos maneras diferentes de disfrutar de esta otoñal fruta.

Para la mermelada de membrillo

Con unos 2kg y poco de membrillo me han salido casi 2kg de mermelada.

Se necesita entre 600 y 800gr de azúcar por kg de membrillo ya cocido sin piel ni huesecillos, en este caso he puesto unos 900 gr porque la carne cocida del membrillo que me ha resultado pesaba 1,340.

He necesitado 20 minutos para cocerlos. Lo primero ha sido limpiar con un cepillo cada membrillo y trocearlo en 4 trozos. Seguidamente lo he puesto a cocer durante 20minutos. Pasado este tiempo, los he dejado escurrir y enfriar en un colador. Luego, los he pelado y despepitado y los he triturado con la batidora. He pesado la masa obtenida y he añadido 700gr de azúcar por cada kg de fruta. He puesto al fuego la mezcla de membrillo y azúcar y lo he dejado 45 minutos cociéndose a fuego muy bajo, primero le he metido un poco de caña y luego lo he bajado. C0n 30 minutos hay más que suficiente, pero a más tiempo más se oscurece.

Para el dulce de membrillo

He limpiado muy bien los membrillos bajo el grifo y los he troceado en cuartos. Sin pelar y sin deshuesar, los he colocado en una olla junto a 500 gr. de azúcar por kg de fruta y con la olla tapada han reposado 48 horas. Es muy importante no limpiarlos de pepitas pues la pectina, imprescindible para la correcta solidificación final del dulce de membrillo, se halla precisamente en el centro del fruto, junto a las semillas. Pasados los 2 días  de maceración, vemos que el azúcar se ha vuelto líquida y la fruta se ha oxidado ligeramente, adquiriendo el color amarronado característico. Esta misma olla, la he puesto tal cual sobre el fuego, sin añadir agua ni absolutamente nada,  por espacio de una hora a fuego medio o hasta conseguir reblandecer la macerada fruta del todo. Ahora ya sólo queda triturar el membrillo con los sucos desprendidos al final de la cocción. Vertemos en bandejas y dejar enfriar. Se puede conservar en la nevera por gran cantidad de tiempo y se puede congelar también. Cuando más bueno está es pasadas unas 2 semanas mínimo pero yo no me he podido esperar.

Anuncios

3 comentarios en “Mermelada y dulce de membrillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s