Empanaditos de rape y pechutierna rebozada

Tan sencillo como hacer trocitos pequeños con uno de los lomos libres de espinas (la pescadera nos lo hace a las mil maravillas) sazonados, y dejarlos bañados en leche por un tiempo en la nevera. Luego sólo queda rebozarlos en harina, en leche (la misma que hemos usado para hacer esponjoso el pescado) y pan rallado. Freir en aceite de oliva y dejar en papel de cocina. Este empanado podría hacerse con otros pescados y con mil historias, pero éste de momento es el que les agrada. La  fórmula del baño previo en leche funciona estupendamente para las pechugas de pollo (en este caso, sólo las rebozaríamos en pan rallado) , dejándolas muy suaves al delicado molar infantil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s