Salchichas con gambas y champiñones

Salsitxes amb gambes i xampinyons

Se puede disfrutar del mar y  la montaña de una vez, sólo hay que abrir los ojos al gusto y deleitarte del paisaje culinario.

Para 4 turistas: 12 gambas, 12 salchichas, 400gr de champiñones, harina maizena , aceite, dos dientes de ajo, perejil, sal, pimienta, almendras tostadas, un trocito de chocolate amargo y vino blanco.

En una cazuela, sofreímos las salchichas en aceite, y las reservamos. En este mismo aceite hacemos lo mismo con las gambas salpimentadas, y las retiramos. A continuación añadimos  los champiñones laminados, previamente limpiados con trapo húmedo, y tapamos a fuego lento, 20 minutos, para que suden el líquido que los engorda. En un vaso de agua fría disolvemos un par o tres de cucharillas de harina Maizena y volcamos el blanquecino líquido en la cazuela. Pasados un par de minutos, incorporamos las salchichas, las gambas, un vasito de vino blanco y dejamos cocer 20 minutos más. Antes de retirar del fuego, echamos por encima la picada de ajo, perejil, almendras torradas y trocito de chocolate negro amargo. Mezclamos con la salsa. Rectificamos de sal y pimienta, y a suspirar sin desimulo porque no se puede.

aNota: Si sobra caldo, cosa afortunadamente muy problable, lo guardaremos para cocernos un arrocito tan ricamente.

Fuente que regó la idea de este plato, revoltillo de varias recetas extraídas de: La cuina surrealista. FÁBREGAS, Jaume. Pagès Editors, 2004.

Anuncios

6 comentarios en “Salchichas con gambas y champiñones

      1. ¿Y si…? ¿Se podrian sustituir los champiñones por ceps? obtendríamos una avalancha de sabores que ríase usted de los romanos, de los ampurdaneses y de la cocina africana del “carn i peix”.

  1. ¿Africanos? No me cambie de continente y vayamos al contenido que no es poco, pues menudas exclamación, deducción y sugerencia, a cuál más rica, lanza usted por aquí. Estoy contigo ahora que tú lo has dicho en lo que afirmas y reinventas. Los ceps precisamente son utilizados en las recetas originales pero yo hice la modificación no por mejorarla si no por adaptarla, como valiente sobreviviente que soy. Ando detrás de las botifarres dolces, pero son más difíciles de ver que “unas botas en verano” iba a afirmar, pero mentira, la moda impera y sí se ven, sí, y una exclamación y afirmación calcadas a las tuyas pienso para mí cuando las veo en unos pies que lloran la calor por ir descalzos.
    Lo del “carn i peix” pienso ahora desde siempre que es como aquello de ser de ciencias o letras, mates o lengua, cuando por fin acertamos a verlos complementarios nos percatamos del error de base, y es que nunca debieron ser o nos deberían habernos hecho creer que son opuestos en nada, y a partir de ahí, a bailar como se quiera. Petonets!

    1. Si recalas algún dia en la bellísima (menos que tú, seguro) ciudad de Girona o en localidades de l’Alt Empordà que hayan sobrevivido a las llamas, no te costará encontrar la botifarra dolça, al menos en su variedad seca en plan fuet. Pero preguntando preguntando… aplicas el método científico para llenar esto de letras. Ósculos.

      1. La botifarra dolça que busco no es tipo fuet (más arrugada que yo, espero) si no de las frescas, pero una u otra están pero que bien apetecibles. Gracias! Osculets!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s